CHIAPAS

[CHIAPAS] [bsummary]

DEPORTES

[DEPORTES] [twocolumns]

MULTIMEDIA

[MULTIMEDIA] [bsummary]

ÍNDICE...Ruperto Portela Alvarado

(Agencia 55).- LA INANICIÓN DEL TRICOLOR…
Todo partido político debe pasar por un momento de reflexión, algunos lo hacen con el fin de rescatar lo que alguna vez fueron y otros para simplemente mantenerse en el juego político elección tras elección. Un caso muy particular que llama la atención es lo que sucede con el Partido Revolucionario Institucional en el estado de Chiapas. El instituto político más poderoso y estructurado en México, pero, sin embargo, algo está sucediendo que hoy parece no tener rumbo, estrategia y proyecto para el 2018.
Bajo la dirigencia del Senador ROBERTO ALBORES GLEASON, el PRI Chiapas pasó de ser un partido altamente competitivo a uno meramente testimonial, y para prueba están los hechos; posiciones que antes ganaban los priistas hoy son ocupadas por cuadros del Verde Ecologista, que dicho de paso, también va en picada.
Esa fuerza territorial característica del Revolucionario Institucional al parecer solo existe en la memoria de algunos priistas y en los mapas electorales, pues les dieron paso una vez con PABLO SALAZAR MENDIGUCHÍA (PRD, PAN, PT, Verde Ecologista y una importante porción de priístas); luego en otra alianza PRD-PT-MC, un desertor más del PRI, JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO y luego le alzaron la mano al verde con MANUEL VELASCO COELLO.
Pero, las preguntas obligadas son: ¿qué les paso al PRI y sus dirigencias?, ¿dónde se perdieron?, ¿es el PRI todavía un partido fuerte en la entidad Chiapaneca o es solo el nombre y aliado menor del PVEM?, ¿regresarán algún día? Estas preguntas se las deberían estar haciendo los priistas que, elección tras elección, solo tienen como respuesta la pérdida de simpatía en las urnas para no decir derrotas electorales. ¿En dónde se coloca a WILLY OCHOA que es el más movido en estos momentos? ¿Podrá entrar a la competencia el Secretario del Campo, JOSÉ ANTONIO AGUILAR BODEGAS o el mismo ROBERTO ALBORES GLEASON para el “Gran Derby Chiapas 2018”?.
En ese sentido se tienen que poner las cosas en su justa dimensión, pues “el nuevo PRI en Chiapas” inició en agosto del 2011 con la llegada de ROBERTO ALBORES GLEASON a la dirigencia del CDE del PRI Chiapas y a pesar de que ya concluyó su gestión de cuatro años, sigue en funciones, supuestamente. Es la presidencia nacional del “partidazo” a cargo de un excéntrico “combatiente” de la corrupción, ENRIQUE OCHOA REZA, que no ha permitido el relevo en el PRI-Chiapas, que bien le haría por salud del propio ALBORES GLEASON.
En algunos medios e inclusive quien esto escribe, hemos reportado que ALBORES ha excedido en casi dos años su mandato que debió concluir el 9 de agosto de 2015 y sin embargo, en los próximos meses, abonará a su cuenta 6 años al frente, 2 más de gratis mientras el PRI se desdibuja por completo en la entidad. Por supuesto que a mí me da lo mismo, solo que ya hay voces que exigen el cambio y hasta se han movilizado para obtener el aval de la militancia y llegar a ese cargo partidista.
Habría que preguntarse si el Senador ALBORES GLEASON ha actuado en contra de los estatutos de su partido o la dirigencia nacional ha solapado su permanencia. Refieren algunos interesados en la Presidencia del PRI Chiapas, que, en el Comité Ejecutivo Nacional, hay una denuncia hacia él por haber violentado el código de ética, al aceptar el nombramiento de Secretario de Vinculación a nivel nacional que se contrapone con la normatividad, en un partido que se dice, observa la legalidad en todo momento. Queda la duda si esa responsabilidad es de quien dirige el tricolor a nivel nacional, ENRIQUE OCHOA REZA que fue quien le extendió el nombramiento.
La preocupación de los priistas crece en medida que se van acercando las fechas del próximo proceso electoral y con ello aumenta el desánimo y la frustración de ver una dirigencia estatal completamente ausente o actuante solo para sí misma. Lo que genera ruido y debiera despertar todas las suspicacias, es que, del 2011 a la fecha, tan solo de presupuesto ordinario en estos seis años, los priistas o ROBERTO ALBORES GLEASON han recibido y ejecutado $135 millones, 999 mil ,643 pesos con 23 centavos tal cual consta en la página del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana de Chiapas.
El estado tiene 122 municipios, considerando que en cada uno de ellos el PRI tenga un Comité Municipal, pues se ostenta como un partido que trabaja en cada rincón del estado, los recursos millonarios obtenidos contrastan con el actual 18% que el PRI representa de la última votación total emitida en todo el territorio chiapaneco.
Y esto es solo un par de interrogantes que saltan a la mente, porque habría que poner sobre la mesa datos que sin duda nadie ha cuestionado: si el PRI nacional en el 2016, recibió mil 21 millones de recurso federal, de esta partida ¿cuánto le correspondió a Chiapas? Agregando además que ALBORES como dirigente estatal manejó recursos de una de las campañas que más dinero ha tenido en la historia de las elecciones en este país, como la del actual Presidente de la República, senadores, diputados federales, gobernador del estado, diputados locales y renovación de Ayuntamientos.
También vale la pena mencionar que los gobiernos y funcionarios emanados de este partido –supuestamente-- apoyan con recursos que al final no tienen manera de ser comprobados ya que son aportaciones que como militantes entregan de manera directa a las dirigencias en turno. Los recursos por supuesto exceden lo que uno pueda imaginarse mientras que los resultados fueron, por decir lo menos, escasos.
Así, los priistas debieran estarse preguntando ¿Cuánto dinero público ha pasado y seguirá pasando por las manos de quien hoy tiene al PRI sin rumbo, sin presencia, sin espíritu, sin garra, sin carácter? Y ante todo esto, ¿Cuál debería de ser el actuar de los priistas? Tendrían que ser autocomplacientes, ajenos o deberían realizar una crítica constructiva para volver a agarrar rumbo. Ahí que lo vean los priístas que seguramente volverán a tener otro gobernador emanado de otro u otros partidos, menos el suyo…
¿MÁS RECORTE DE PRESUPUESTO?...
Todos van por el mismo rumbo pues desde la cabeza mayor que representa en México el Presidente ENRIQUE PEÑA NIETO hasta cada uno de los gobernadores y alcaldes, se han trazado el camino de la austeridad, que poco convence y si recrea en los mexicanos, mucha desconfianza. Pareciera ser un “plan con mañas” para que de manera mediática se difunda el discurso de “apretarse el cinturón”.
El 8 de diciembre de 2012, el Gobernador de Chiapas, MANUEL VELASCO COELLO, al protestar el cargo, confió a los cientos de asistentes al acto y los chiapanecos que se ajustaría el presupuesto –debido a la situación que dejó JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO-- y que se bajarían los salarios en un 50 por ciento y que no se gobernaría con ocurrencias. Por supuesto que no sucedió nada y la élite en el poder siguió en su burbuja de confort y el despilfarro de recursos públicos.
El descabezadero en la plantilla de burócratas de confianza, contratos y temporales, no se hizo esperar y en pretexto de recorte presupuestal, le dieron de baja a varios miles de trabajadores que ninguna culpa tienen de la situación de crisis que se vive en México y Chiapas. El quejido de siempre es que “no hay dinero”, pero las acciones oficiales nos remiten a otras versiones como la irresponsabilidad de gastar en superficialidades y negocios familiares.
Valdría analizar la “postura” del Congreso del Estado y de los 40 diputados de la LXVI Legislatura que dio a conocer ayer el Presidente de la Junta de Coordinación Política, CARLOS ARTURO PENAGOS VARGAS al respecto de la medida de austeridad que se aplicará en ese Poder Legislativo. Con las reservas del caso y otorgándole el beneficio de la duda, oímos la propuesta del diputado verde.
Dice PENAGOS que este plan de austeridad contempla: “gastar menos y administrar más”; bajarse en 20 por ciento el salario (dieta les dicen ellos) de los 40 diputados que vendría a reducir de 66 mil a 55 mil pesos mensuales; no más gastos médicos, recorte de personal de asistencia de cada uno de los legisladores; cero pago de facturas de comida y suspender todo gasto suntuario “al que no se debe regresar más”.
Solo por esos rubros, el Congreso del Estado se ahorrará 21 millones de pesos anuales que según CARLOS PENAGOS, se van a contribuir en el combate al rezago del ISSTECH y el sector salud. De la misma manera dio a conocer que se está investigando la situación de cada trabajador en nómina del Congreso pero que trabaja y cobra en otras dependencias, “de los que se han detectado 15 llamados aviadores”. Prometió que no se atentará contra la plantilla de 600 empleados, para proteger el patrimonio de trabajo que es el sustento familiar.
En otro punto, PENAGOS VARGAS se pronunció en contra del “gasolinazo” y se comprometió a participar en gestiones que pudiera hacer la ciudadanía para revertir esta situación de crisis. Sale y vale, estaré atento para ver los resultados de este plan de austeridad de la LXVI Legislatura como también la que anunció el alcalde de Tuxtla Gutiérrez, FERNANDO CASTELLANOS CAL Y MAYOR, no vaya a ser solo, “jarabe de pico”…
COMENTARIOS AL MARGEN…
Este miércoles, los integrantes de la Asociación de Columnistas Chiapanecos nos reunimos con el doctor, político y activista, FRANCISCO ANTONIO ROJAS TOLEDO. Fue una charla amena y sustanciosa desde sus puntos de vistas del cómo ve la situación del país y particularmente del Gobierno y el Estado de Chiapas. De esto y otras cosas más comentaré en mi columna de mañana…//Se acabó el mecate… Y ES TODO…
Para comentarios, quejas y mentadas: rupertoportela@gmail.com
Celular: 961 18 8 99 45

OPINIÓN

[OPINIÓN] [twocolumns]

CULTURA

[CULTURA] [bigposts]

NACIONAL

[NACIONAL] [twocolumns]