CHIAPAS

[CHIAPAS] [bsummary]

OPINIÓN

[OPINIÓN] [twocolumns]

MULTIMEDIA

[MULTIMEDIA] [bsummary]

DEPORTES

[DEPORTES] [bigposts]

Solo falta que nos ori… ¡inche perro! - Comentando la noticia/Alfonso Carbonell Chávez

Si algo nos faltaba a los mexicanos, pues ya ni preocuparse, con la llegada del sarnoso de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos, ya podremos dejar de preocuparnos de la corrupción, la inseguridad, el narcotráfico, los gasolinazos, la inflación y etc., porque ya el gobierno de México es decir Enrique Peña Nieto, ahora sí que ni mandado hacer; ya tiene su villano favorito y de aquí pal real, lo que le pase a la nación será culpa de Trump. ¡Todo yo todo yo! se escuchará tras el muro. Sin duda los propios estadounidenses ya están arrepentidos, es de imaginar por las multitudinarias manifestaciones de protesta incluso el día mismo del ungimiento del Trump en varias ciudades de aquel país, las que incluso tuvieron eco en otros sesenta países. Demasiado tarde se dieron cuenta que la “cajetearon”; lo peor, si lo hubiera, que se antoja demasiado tarde para revertir el proceso aunque no imposible. O sea como decimos acá; “palo dado ni dios lo quita”. Y a esa estupidez cometida allá, habrá que agregarle las propias que cometemos acá al seguir permitiendo que una bola de apátridas apestosos nos sigan gobernando. Nos han hecho como han querido y aunque “no todo está podrido en Dinamarca” parafraseando a Hamlet*, en lugar de organizarnos y protestar con energía y civilidad, el grado de violencia mostrada cancelan todo propósito de derecho a la libre expresión y a la justicia. Ya ve, el tema del gasolinazo que lacera la ya de por sí dañada economía familiar de millones, el pretendido llano en llamas poco a poco queda sofocado con la indiferencia y el conformismo. Lo más jodido, es que ello forma parte del cálculo gubernamental. Doscientos años de historia de desencuentros y de luchas intestinas por el poder, son fácil predicción para los vencedores.
Pero volviendo al entuerto, si algo nos faltaba a los mexicanos, era tener de enemigo al hombre que conduce los destinos del país más poderoso del mundo y créamelo, no es poca cosa. Más de tres mil kilómetros de frontera nos hacen un vecino irrenunciable y puerta de entrada de nuestras mercancías pero igual de mano de obra regalada. Esta insana relación de tráfico de seres humanos porque no es otra cosa cuando se refieren cifras de millones de connacionales “ilegales” que han emigrado a ese país, ahora en un discurso ramplón y patriotero, Peña Nieto sale a decir ufano que no permitirá que se violen los derechos humanos de los mexicanos de allá; la pregunta obligada sería ¿y quién les garantiza los derechos humanos a los mexicanos de acá? Tira la piedra y esconde la mano. Pero antes de las posiciones valentonas y pronunciamientos vacuos sobre de las bases que México le va a proponer a los Estados Unidos, a Trump en particular, que servirán de argumento para lanzar una nueva relación entre ambas naciones, sin menoscabo que se haga la labor política y diplomática, otra pregunta deberá ser respondida para entender por qué es tan mala la percepción no solo de Donald James sino de millones de norteamericanos que por él votaron, de que les quitamos sus empleos y proyectos de inversión y que ello ha traído pobreza a millones de gringos y eso es el meollo de la pedo dicen en Chamula. Pero además y devastador, que sostenga que México solo les manda a violadores y asesinos y eso ya calienta. ¡Agárrame cabrón porque no respondo! (Ya lo dijo J.J. Balcázar; el combate de Chiapa, solo fue un aviso) pero regreso; ¿Por qué se han ido millones de mexicanos a ese país del norte que en general tan mal los han tratado y explotado? Me aventuro a lanzar una hipótesis; ¡porque en este país no han encontrado oportunidades de empleo, desarrollo y futuro! No hay garantía de educación, de salud, de alimentación, de seguridad ni de justicia. Lo que sí han encontrado de sus gobiernos y su clase política, es un abandono y desdén por sus necesidades y derechos.
Pero lo más lacerante y desesperanzador, es que la propia clase política sean cuales sean las banderas y colores que enarbolan, en complicidad con la depredadora clase gobernante y los dueños del capital nacional y extranjero, han sumido en la pobreza insisto a millones que contrastan con las ofensivas riquezas en propiedades, lujos y extravagancias producto de su alta corrupción y complicidad, arropados por quienes debieran procurar e impartir justicia, construyéndoles verdaderos paraísos de impunidad. Así entonces, ya solo nos falta que nos orine un chu… ¡inche chucho! Me queda claro.
Ya de salida (#3de3)
1.- El pasado fin de semana, integrantes de la Asociación de Columnistas Chiapanecos, nos reunimos con el senador de la república Zoé Robledo, quien en amable camaradería, no tuvo empacho en hablar de los temas que salieron sin previa agenda. Así se habló desde la llegada de Trump a la presidencia de los Estados Unidos, y por supuesto de sus implicaciones para la economía nacional, la seguridad fronteriza y la difícil situación de millones de nuestros connacionales amenazados con su deportación. No me extenderé en el tema Trump, baste con recordar que el legislador chiapaneco fue antes, durante y después del proceso electoral de aquel país o como ahora, un severo crítico de los señalamientos del entonces candidato republicano y hoy presidente Donald Trump, pero igual del turbio accionar del gobierno federal y no solo eso sino que fustigó fuertemente a Peña Nieto por su garrafal error de invitar a quien nos había (y sigue) ofendido de manera tan estúpida. Hablamos del gasolinazo y fue claro en considerar que no se supo comunicar con antelación el tema, pero igual dijo que había otras alternativas para aminorar su impacto. Los ajustes y recortes a la administración pública, primer paso. Sobre si buscará estar (ahora sí) en la boleta electoral en el 2018, reiteró que sí, pero no como un tema de ambición política sino de cumplir un proyecto de cambio, incluso si él no lo encabezara. En el tema presidencial, dijo, no ve otro personaje encabezando la transformación del país que a Andrés Manuel López Obrador. Abundaremos…// 2.- Hablando de hablar claro, el Comisionado del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos (IAIP) Chiapas Miguel González Alonso, hizo público un comunicado oficial que en su calidad de funcionario de ese instituto, le envía a la Comisionada presidente de ese mismo Ana Elisa López Coello, en el que propone se someta a discusión del Pleno, una serie de medidas de ajustes del gasto que les permitan economías y con ello poder llevar a cabo sus objetivos prioritarios. Ante el recorte que esa dependencia sufrió para el presente ejercicio fiscal, la presidenta en acuerdo (complicidad) con la otra Comisionada Adriana Espinoza Vázquez, de manera irresponsable, han optado por correr al personal que de por sí es mínimo, antes de asumir un compromiso de austeridad empezando por rebajarse el sueldo, cancelar el pago de celulares, viáticos y vales de gasolina excepto lo indispensable para desarrollar su función, prescindir de choferes y no usar los vehículos oficiales para uso particular, entre otros rubros que el mismo Comisionado González les conmina realizar. Pero está visto, cuando no han vocación, convicción ni principios para ser servidor público, será imposible que este gobierno incluso en dependencias dizque independiente, la rendición de cuentas y la transparencia, se den. Continuará…// 3.- Por ahí se comparte en las redes sociales sobre todo en Facebook, un grito de “sálvenla” referido a la inminente desaparición de la Orquesta Sinfónica de Chiapas, se dice, por falta de presupuesto. Perdón pero son chingaderas que el gobierno ignorante de Chiapas opte por contratar a grupos y cantantes para sus ferias y festejos, que como el compadre (de Manuel) Julión Álvarez, cobran cantidades millonarias por una sola presentación, cuestión que no solo resulta un despropósito sino que es un atentado contra la cultura y desarrollo de las bellas artes de la juventud chiapaneca. ¿Qué más nos falta? preguntaba líneas atrás, porque eso de que nos orine un “chucho” ya ocurrió; tal vez ¿qué nos cague un tucán?...// ¡Me queda claro! Salu2.

CULTURA

[CULTURA] [bigposts]

MUNDO

[MUNDO] [twocolumns]

SUSCRIBETE