CHIAPAS

[CHIAPAS] [bsummary]

OPINIÓN

[OPINIÓN] [twocolumns]

MULTIMEDIA

[MULTIMEDIA] [bsummary]

DEPORTES

[DEPORTES] [bigposts]

Motociclistas muertos por su “decálogo de rebeldía”

Por: El Centinela.
El cuerpo del joven quedó atorado sobre la moto, prensado con el manubrio. El velocípedo circulaba a exceso de velocidad. Al salirse del camino se impactó contra la columna que sostiene al puente denominado “Trébol”. El motociclista iba desprotegido: el casco iba sobre el espejo. El joven murió de un traumatismo craneoencefálico severo. El espejo no ha servido de lección. Cientos conducen aun sin protección.

El joven mira hacia todos lados, observa que no hay agentes de Tránsito Municipal, se quita el casco de protección y lo coloca en su brazo izquierdo. Así, desprotegido, avanza sobre el libramiento Sur de Tuxtla Gutiérrez. Solo al observar una patrulla se lo vuelve a colocar en la cabeza.
 
“Es que ya duele la multa. Son ocho salarios mínimos”, dice el motociclista. Deduce que el casco se debe usar solo para evitar la multa y cuando haya oficiales de vialidad. Craso error.

“La mayoría de los motociclistas, sea piloto o copiloto, que han fallecido o sufrido lesiones severas en el cráneo, es por no llevar el casco de protección, o porque cuando lo portaban, no estaba sujetado o no era de su medida”, explica el paramédico de Protección Civil Municipal, Víctor Liho.

Otros paramédicos de la Cruz Roja Mexicana, del ERUM y de Bomberos, coinciden en lo mismo.
 
Para concienciar a los motociclistas sobre el riesgo de no usar el casco de protección y los beneficios de usarlo, el presidente del club “Motoruteros de Chiapas”, Dagoberto Sánchez, colocó un letrero a la entrada de su taller de motocicletas ubicada en la 11 Poniente y 6a Norte de la capital chiapaneca.
 
La vista del visitante o cliente se detiene a fuerza sobre una hermosa motocicleta BMW que está en venta.
 
Y justo enfrente, sobre la pared, luce el interesante letrero con fondo negro y letras amarillas y blancas.
 
Es el decálogo de la rebeldía: Presenta los 10 pretextos más comunes de los motociclistas para no usar el casco de protección.
 
El primer argumento es: “Para qué, si manejo bien tranquilo”. El segundo : “¿casco, con este calor?”. El tercero: “Para qué, ya ni lo piden”.
 
El cuarto pretexto es el más recurrente y tiene que ver con la apariencia física. “Es que termino con los pelos parados”. El quinto argumento: “Tienes que andar cargándolo… que flojera”. El sexto: “Es que nomas voy aquí cerquita”.
 
El séptimo pretexto tiene que ver con el sentido de libertad: “Es que con casco no se siente lo mismo”. El octavo: “Lo que pasa es que no hay de mi medida”. El noveno: “El casco es para los que salen en carretera”.
 
Y la décima razón para no usarlo es la economía: “¿Cuánto dices que cuesta un casco?
Al final del decálogo, con letra blanca, el autor da una sola razón para usar el casco: “PUEDE SALVAR TU VIDA”. así, con mayúscula, para resaltar su beneficio.
 
Interesante y plausible esta labor de concienciar a los motociclistas. Algunos leen y asimilan el mensaje. Otros lo ignoran. Cada cual es libre de tomar decisiones para bien o para mal. Miles seguirán sembrando y cosechando.


Envía tu denuncia a Osadía Informativa:
Sé un colaborar más, envíanos información,  fotos o videos de interés, envíalo al WhatsApp de OI: 961 238 78 74 o en nuestra Fanpage:  /osadiainforma  o en Twitter: @osadiainforma

CULTURA

[CULTURA] [bigposts]

MUNDO

[MUNDO] [twocolumns]

SUSCRIBETE