CHIAPAS

[CHIAPAS] [bsummary]

OPINIÓN

[OPINIÓN] [twocolumns]

MULTIMEDIA

[MULTIMEDIA] [bsummary]

DEPORTES

[DEPORTES] [bigposts]

Arde galera; casa, muebles y personas intactas

Un espejo produjo el efecto lupa con el sol, sobre cartón y se desató el fuego en el tercer nivel de la vivienda ubicada en la avenida Pachuca número 212.

“Jehová es mi pastor”, dice la placa metálica a la entrada de la casa número 212, sobre la avenida Pachuca. Allí vive la familia Jaime Gómez. Y aunque el fuego consumió la galera de la azotea, ni la casa, ni los muebles, ni las personas sufrieron daño alguno. Y eso, lo agradecieron.

La unidad 15 de Bomberos Oriente sube con dificultad por la empinada calle Distrito Federal. Ya está muy desgastada. “Es la de batalla”, dice uno de los “traga humo”.


“También mi patrulla está en las mismas. Y con esa, toda viejita, debo cubrir desde aquí hasta la zona galáctica”, dice uno de los policías que acudió al lugar de la conflagración.


Arriba, en el tercer nivel, sobre la azotea, están cinco elementos. Tres son de la estación Oriente y dos son de rescate urbano y carretera de Protección Civil del Estado.


Las unidades resuenan con las bombas encendidas, que suministran agua. Las mangueras son largas y alcanzan a llegar a la tercera planta.


Sobre la avenida Pachuca, frente a la casa incendiada, está la unidad 15 de Bomberos. Sobre la calle Distrito Federal, está la unidad GR-03 de PC Estatal.


Luego llega otra unidad, tipo Volteo, con más agua. 


Los vecinos salen a la calle, alarmados por el ruido y la movilización. 


“Vimos humo, pero no pensamos que se estuviera quemando la casa”, comentan.


La familia de la casa siniestrada, dice que en la galera de lámina y madera, almacenan cosas en desuso. “Había cartón. Un espejo y con el sol se produjo el efecto lupa”. Eso desató el fuego y éste se extendió al resto de la construcción.

Tras controlar el fuego, los “traga humo” se marcharon. Un ligero hilillo de humo quedó en lo alto.


La placa metálica que identifica a la familia Jaime Gómez, quedó intacta, como la casa, como los muebles, como las personas. “Jehová es mi pastor”, dice. Y se cumplió a cabalidad. Vía El Centinela


Envía tu denuncia a Osadía Informativa:
Sé un colaborar más, envíanos información,  fotos o videos de interés, envíalo al WhatsApp de OI: 961 238 78 74 o en nuestra Fanpage:  /osadiainforma  o en Twitter: @osadiainforma

CULTURA

[CULTURA] [bigposts]

MUNDO

[MUNDO] [twocolumns]