CHIAPAS

[CHIAPAS] [bsummary]

OPINIÓN

[OPINIÓN] [twocolumns]

MULTIMEDIA

[MULTIMEDIA] [bsummary]

DEPORTES

[DEPORTES] [bigposts]

Se burla Trump de críticos de falta de ayuda a Puerto Rico

Nueva Jersey El domingo el presidente Donald Trump hizo mofa de los “ingratos con motivaciones políticas” que han cuestionado el compromiso de su administración para reconstruir Puerto Rico tras un demoledor huracán y dijo que el gobierno federal había hecho “un gran trabajo con la casi imposible situación”.

Los tuits más recientes de Trump tenían la intención de defender la atención que Washington les ha dado a las iniciativas de recuperación en el territorio estadounidense que se encuentra en apuros a casi dos semanas después de que fuera arrasado por el huracán María. El presidente pasó el sábado resguardado en su club de golf en Nueva Jersey y el domingo asistió a una competencia internacional de golf cerca de la ciudad de Nueva York.
La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulin Cruz, acusó el viernes a la administración de Trump de “matarnos con su ineficacia” tras la tormenta. Ella le rogó al presidente, quien está por visitar Puerto Rico el martes, que “se asegurara de que alguien fuera puesto a cargo de la tarea de salvar vidas”, y suplicó por ayuda “para salvarnos de la muerte”.

Cruz dijo el domingo que “sólo hay una meta, y esa es salvar vidas”, agregando que todo lo que ella hizo fue “pedir ayuda”.
“Conozco el buen corazón del pueblo estadounidense y sé que cuando suena la alerta, ellos siempre vienen al rescate”, dijo en una entrevista por televisión.

Mientras tanto, Trump se mostró despreocupado con miras a pasar la tarde del domingo viendo la Copa de los Presidentes en el Club Nacional de Golf Liberty mientras la crisis continuaba. Trump fue un invitado en el suite de hospitalidad del comisionado ubicado justo arriba del hoyo 14 del campo, y saludó varias veces a las cámaras de los noticieros que se posicionaron por un breve tiempo en el césped abajo.

Cuando Trump presentó el trofeo al Equipo de Estados Unidos, lo dedicó a la gente de Puerto Rico, Texas y Florida que aún se están recuperando de la devastación ocasionada por los huracanes.
“A nombre de toda la gente en Texas y de toda la gente de… si ustedes ven hoy lo que está pasando, lo horrible que es. Pero lo tenemos todo bajo un gran control”, dijo Trump. “Puerto Rico y la gente de Florida que ha sufrido de verdad en el transcurso de éste último corto periodo de tiempo con los huracanes. Sólo quiero recordarlos y vamos a dedicar este trofeo a todas aquellas personas que han sufrido tanto, a las que nosotros queremos.”

Mientras Trump hablaba, alguien en la multitud lo acusó de que no le importaba Puerto Rico, haciendo uso de una vulgaridad para expresar su punto de vista.

Trump pasó años criticando a su predecesor, Barack Obama, tanto por jugar golf como por viajar con frecuencia fuera de Washington.
“El presidente Obama debió haber ido a Luisiana hace días, en lugar de andar jugando golf”, según tuiteó en agosto del año pasado, tras las severas inundaciones que golpearon al estado.

Los tuits de Trump del fin d semana han mostrado a un presidente despectivo de cualquier queja sobre la retrasada respuesta estadounidense al desastre natural que ha puesto en riesgo el futuro de la isla. Ha culpado a la prensa en repetidas ocasiones por lo que él ve como una cobertura injusta de la situación en Puerto Rico, donde no hay electricidad y mucha gente no tiene comida, ni agua, ni combustibles.
“Hemos hecho un gran trabajo con la casi imposible situación en Puerto Rico. Fuera de todas las noticias falsas e ignorando a todos esos ingratos con motivaciones políticas… la gente ha comenzado a reconocer ese sorprendente trabajo” hecho por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) y el ejército, según tuiteó el presidente.

Un día antes, Trump había arremetido contra Cruz, ridiculizando la “poca habilidad de liderazgo” de ella y de otros en Puerto Rico “que no pueden hacer que sus trabajadores ayuden”.

Luego agregó, sin dar mayores detalles, “Quieren que les hagamos todo por ellos, cuando se supone que debe ser un esfuerzo hecho por la comunidad”.

Cuando los desastres se presentan, los líderes por lo regular hacen a un lado toda diferencia partidista. Pero Trump tiene una afición por atacar a sus críticos, sin importar las circunstancias.
“Cuando el presidente es atacado, él ataca de vuelta”, dijo el secretario de la Tesorería, Steven Mnuchin, quien agregó que los comentarios de la alcaldesa eran “injustos, dado lo que el gobierno federal ha hecho”.

Pero para el senador Bernie Sanders, Independiente de Vermont, los tuits de Trump fueron “atroces”.

Él caracterizó al presidente “hablando desde su elegante club de golf, jugando golf con sus amigos multimillonarios, atacando a la alcaldesa de San Juan, quien está batallando mucho” para traer la luz eléctrica, alimentos, agua y gasolina de vuelta a la isla. “No sé en qué mundo vive Trump”.

El gobernador de Ohio, John Kasich, quien compitió con Trump por la nominación presidencial el año pasado, dijo que “cuando la gente está en medio de un desastre, uno no debe empezar a criticarlos. Simplemente no sé qué decir”.

La administración de Trump dijo que contaba con más de 10 mil oficiales federales en la isla, y que equipos urbanos de búsqueda y rescate han cubierto todo el territorio, revisando más de 2 mil 649 estructuras. Cincuenta y nueve hospitales operan parcialmente, y un 45 por ciento de personas tienen acceso a agua potable, según oficiales. Las tiendas también están abriendo sus puertas, con cerca de la mitad de las tiendas de abarrotes y tiendas al mayoreo, y más del 60 por ciento de las gasolineras al menudeo están funcionando.

El jefe de la FEMA, Brock Long, dijo que la agencia está trabajando para reparar las carreteras, ha establecido un sistema de electricidad de emergencia y ha entregado combustibles a los hospitales. Dijo también que las telecomunicaciones están disponibles en aproximadamente un tercio de la isla.
“Oh, yo creo que los Puertorriqueños están haciendo un gran esfuerzo. Lo que quiero decir es que están haciendo todo lo posible”, dijo.

La administración de Trump ha intentado en días recientes combatir la percepción de que el presidente no ha podido entender la magnitud de la destrucción de María y le ha dado al territorio autónomo estadounidense una menor atención de la que le ha dedicado a Texas, Luisiana y Florida después de que estos estados fueran azotados por los huracanes.
“Lo que se tiene al final de cuentas es que, por lo menos en la primera semana y media, los esfuerzos de ayuda se han visto lentos, desorganizados e inadecuados”, dijo el senador Chuck Schumer, demócrata de Nueva York.

Schumer insta a Trump a que “deje de insultar, deje de denigrar los motivos de la gente que está pidiendo ayuda, y mejor póngase a trabajar”.

Cruz apareció en el programa “This Week” de la ABC. Long y Mnuchin hablaron en el programa “Meet the Press” de la NBC, Sanders y Kasich estuvieron en el programa “State of the Union” de CNN y Schumer apareció en “Face the Nation” de la CBS.


Envía tu denuncia a Osadía Informativa:
Sé un colaborar más, envíanos información,  fotos o videos de interés, envíalo al WhatsApp de OI: 961 238 78 74 o en nuestra Fanpage:  /osadiainforma  o en Twitter: @osadiainforma

CULTURA

[CULTURA] [bigposts]

MUNDO

[MUNDO] [twocolumns]