El último eslabón de la taquigrafía Don Gilberto González Araujo - Osadia Informativa

Post Top Ad

El último eslabón de la taquigrafía Don Gilberto González Araujo

Compartir
 
Por Rafael Espinosa/Cazador de historias Chiapas
A sus 87 años, don Gilberto tiene la dicha de contar con lucidez su trayectoria laboral en el Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez. Entró a trabajar en enero de 1983, siendo alcalde Noé Camacho Camacho, cuando las sesiones de Cabildo se resolvían con cuatro regidores, un secretario general, un síndico y el presidente municipal.

Como hasta hoy, elaboraba en taquigrafía las Actas de Cabildo para después transcribirlas en la antigua máquina de escribir. 

Tenía 52 años y suficiente experiencia para redactar a una velocidad increíble, ya que como secretario había trabajado en una agencia de autos, en un departamento administrativo de la Secretaría General de Gobierno del Estado y más de una década en Aguardientes de Chiapas, una empresa prolífica del siglo pasado de don Moctezuma Pedrero. 

A don Gil le ha encantado siempre ser secretario y escribir en taquigrafía, por eso el exgobernador Francisco J. Grajales lo llevó a trabajar con él muchos años a la Ciudad de México, cuando fue Comandante de la XVI Zona Miltar, Director del Colegio Militar y Director de la Escuela Superior de Guerra. 

Después de ese ajetreo foráneo, don Gil ingresó a trabajar al Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez, cuando el palacio municipal estrenaba su ubicación actual, aunque en ese entonces, dice, parecía un edificio solariego con corredores, pilares y pérgolas.

Durante sus 35 años de servicio en el Ayuntamiento, don Gil ha sido testigo de la modificación del cuerpo edilicio, desde que era conformado por cuatro, ocho y el actual con 14 regidores. 

Ha escrito miles de Órdenes del Día, Acuerdos y Actas en taquigrafía a lo largo del estadio de 18 presidentes municipales, desde aquellos que duraron el trienio completo hasta los que han sido ediles por un día.

Descubrió su talento en la Escuela Prevocacional donde recibía clases de taquigrafía y de escritura en máquinas mécanicas de escribir, y no le buscó más, recuerda, de tal manera que se pasaba en la oficina hasta deshoras de la noche cumpliendo con su trabajo.

A sus casi 90 años, don Gilberto González Araujo, un hombre popular en palacio municipal y muy sano, continúa escribiendo las Actas de Cabildo con su técnica peculiar que transcribe después a computadora.

—Mientras yo tenga vida, seguiré adelante —dice en la Sala de Cabildo frente a más de cincuenta retratos de expresidentes municipales.

En el trienio de Juan Sabines Guerrero cumplió cabalmente sus 28 años de servicio. Con la presidenta Rosario Pariente tramitó su jubilación, y la administración de Jaime Valls le permitió seguir haciendo actas por su voluntad a cambio de una remuneración. 
 
Tiene ocho años jubilado y sigue trabajando con mucha pasión.





Envía tu denuncia a Osadía Informativa:
Sé un colaborar más, envíanos información,  fotos o videos de interés, envíalo al WhatsApp de OI: 961 106 29 61 o en nuestra Fanpage:  /osadiainformativa  o en Twitter: @osadiainforma

Post Bottom Ad