CHIAPAS

[CHIAPAS] [bsummary]

DEPORTES

[DEPORTES] [twocolumns]

MULTIMEDIA

[MULTIMEDIA] [bsummary]

PERSONAJE, Madre y policía bilingüe

Equilibra el servicio a la ciudadanía como policía y su deber como madre soltera. Así como alista la comida para su hija, a la vez prepara a Sacarlett para la vida. Le enseña inglés desde pequeña.

Por El Centinela.

La pequeña realiza su tarea. Sus pequeñas manos dibujan y pintan. De repente corre a lado de su madre que está en la cocina. “Mami, where are the glass?”, pregunta. La madre la observa y contesta: “One moment please”. No son estadounidenses, sino chiapanecas, pero se esfuerzan por ser bilingües.

Gabriela es una madre soltera que enseña a su hija de 4 años el idioma inglés, dándole una herramienta para salir adelante.

Gabriela prepara la comida para la pequeña Scarlett, pero a la vez la prepara a ella para la vida que le toca enfrentar.

“Ser madre soltera no es trabajo duro, es un privilegio, sí; un reto que requiere esfuerzo, equilibrio entre el trabajo y la familia”, dice Gaby. Es honesta al reconocer que su familia la apoya mucho cuando tiene que ir al trabajo.

Gabriela es congruente con lo que dice. Y dedica tiempo de calidad para su hija. La saca al parque, para convivir. En el trayecto observan letras de diversos colores.
“Whats is the color?” pregunta de repente Gaby.

La mente de Scarlett es ágil y de inmediato responde: “Green, pink…”


Madre e hija se funden en un abrazo cálido. Se sientan bajo la sombra de un árbol. Gabriela mira hacia arriba y pregunta “¿cómo se dice sol en inglés? La pequeña exclama “clow”. Gaby sonríe y la corrige con cariño “no, es sun”.

Gabriela abraza a Scarlett y suspira. Recuerda que estudió licenciatura en Criminalística y Ciencias Penales en Puebla, mientras aún estaba embarazada.

Se alistaba así para servir en Chiapas, y a la vez para ser madre.

Gabriela sabe que la escuela es para que aprendan los hijos, pero está consciente que la principal educación inicia en casa. Allí se colocan los cimientos de un buen carácter, con sólidos valores.
Termina el recreo y llega la hora de ir a la escuela, luego al trabajo.

Gabriela deja a Scarlett en el kinder, se despide con beso. “Te amo mi amor”, le susurra al oído. La pequeña hace pucheros: no quiere separarse.

Gaby aborda el colectivo que la llevará a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana. Al entrar, con el uniforme bien puesto, dice que “ser policía significa pasión, esfuerzo, dedicación, tiempo y sacrificio.

“Es una oportunidad de servir y proteger a la ciudadanía, aunque eso implique descuidar la propia familia para cuidar de otras”, dice.

“Honestidad ante todo, con valores, nunca olvidar su orígenes”, agrega y sube a su unidad, la patrulla número 40024.

“Me encanta realizar patrullajes de recorrido, prevención y vigilancia”, concluye. Y mientras la unidad avanza, Gabriela se despide dando su nombre completo: “Soy Gabriela Rodas, policía estatal preventivo”.


Envía tu denuncia a Osadía Informativa:
Sé un colaborar más, envíanos información,  fotos o videos de interés, envíalo al WhatsApp de OI: 961 238 78 74 o en nuestra Fanpage:  /osadiainforma  o en Twitter: @osadiainforma

OPINIÓN

[OPINIÓN] [twocolumns]

CULTURA

[CULTURA] [bigposts]

NACIONAL

[NACIONAL] [twocolumns]