Alzheimer, el reto del cuidador: IMSS Chiapas - Osadia Informativa

Post Top Ad

Alzheimer, el reto del cuidador: IMSS Chiapas

Compartir
El Alzheimer es una enfermedad neurológica degenerativa, esto quiere decir que es una enfermedad que provoca la degeneración de las neuronas y, en consecuencia, que la persona que lo padece pierda poco a poco sus facultades mentales. De los 12 millones de adultos mayores que hay en el país, alrededor de 800 mil presentan algún tipo de demencia y aproximadamente ocho de cada 10 con este problema es por Alzheimer.

Sonia Rosales Furukawa, neuróloga del Hospital General de Zona (HGZ) No. 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tapachula, comentó que los pacientes con Alzheimer pueden presentar además síntomas neuropsiquiátricos como depresión, ansiedad, alucinaciones, ideas delirantes, alteraciones del sueño, de apetito y de psicomotricidad, por lo que el paciente es dependiente del cuidador.

En el marco del Día Mundial del Alzheimer amplió que si bien el paciente requiere cuidados especiales y acompañamiento, son los cuidadores y familiares quienes también pueden generar el llamado síndrome de sobrecarga, caracterizado por depresión o ansiedad, por lo cual también requieren atención psicológica.

Cuidar a una persona con Alzhéimer es una tarea difícil, ya que requiere de mucha atención y dedicación, no obstante para el cuidado de una persona con este mal, la especialista del IMSS recomendó seguir ciertas rutinas para que la enfermedad no supere al cuidador y este pueda desempeñar tu tarea.

Cuando se acuda a la consulta con el médico el cuidador debe hacer todas las preguntas que tenga, especialmente sobre la progresión de la enfermedad y las opciones de tratamiento que mejor alivian los síntomas; cuanta más información tengas, mejor podrá ayudar.

Es necesario ser flexible y adaptar una rutina, aprovechando los momentos del día en que la persona está menos confundida y con más disposición a cooperar para realizar las tareas más difíciles. Comunicarse con el paciente y facilitarle las tareas diarias puede evitar que el paciente tenga que sortear dificultades.

Evita artículos peligros como medicamentos, productos de limpieza o cuchillos, poniéndolos fuera del alcance a modo de prevención, así como evitar las situaciones que el paciente no conoce, como las multitudes, los cambios en la rutina y los lugares extraños que puedan causarle confusión o agitación; impedir que deambule ayuda a controlar donde se encuentra en todo momento y que este no se desoriente o se aleje del lugar en el que se encuentra.

Finalmente, Rosales Furukawa recomendó planificar actividades simples y de su agrado, no se debe forzar al paciente a hacer cosas que no le gusten y siempre se debe elogiar los avances que haga en el transcurso de la actividad. Salir a pasear, hacer ejercicio, trabajar en el jardín o bailar pueden ser buenas opciones concluyó.





Envía tu denuncia a Osadía Informativa:
Sé un colaborar más, envíanos información,  fotos o videos de interés, envíalo al WhatsApp de OI: 961 106 29 61 o en nuestra Fanpage:  /osadiainformativa  o en Twitter: @osadiainforma

Post Bottom Ad